Dr. Rafael Blanco         La Consulta       Equipamiento


Otoneurología (Vértigo y Mareo)

PROBLEMAS DE EQUILIBRIO


OTONEUROLOGÍA

Subespecialidad de la Otología que estudia y trata las enfermedades que afectan al oído interno y los nervios facial (VII), auditivo (VIII), vestibular (VIII) y los llamados pares bajos, hipogloso (IX), vago (X) y espinal (XI).

VÉRTIGO

Es un síntoma del sistema vestibular (del equilibrio) del oído interno y en ocasiones del sistema nervioso central. Se puede definir como la sensación irreal (no existe un movimiento) de que el cuerpo o la cabeza se desplaza, generalmente como si existiera un movimiento de rotación de los mismos.

Otro apartado es el vértigo cervical: Generalmente es ocasionado por un problema vascular. Al mover el cuello, sobretodo de abajo a arriba o en giros bruscos, puede fallar la irrigación de sangre a las zonas del oido encargadas de mantener el equilibrio y ocasionar una sensación de inestabilidad, similar al vértigo, de duración indeterminada.

               


El origen de esta falta de aporte sanguíneo suele ser la contractura de los músculos del cuello, por malas posturas mantenidas, movimientos repetitivos, caídas, degeneración ósea, que altera los puntos de anclaje del músculo al hueso y consecuentemente la alteración de los (propioceptores) sensores de movimiento localizados principalmente en los ligamentos que protegen las vértebras.

Frecuentemente se confunde la palabra vértigo del oído interno con el vértigo de altura,

                     


pero son síntomas distintos y tienen causas diferentes. También se confunde con otros síntomas como las lipotimias, sensación de cabeza hueca, sensación de andar entre nubes, inestabilidad, etc., todos ellos de origen y significado desigual; por ejemplo, en alteraciones vasculares, visuales, en el sistema nervioso central o de origen psicológico.

El vértigo se suele acompañar de desequilibrio, sudoración fría, náuseas y vómitos.

Dentro del vértigo del oído interno destaca: el Vértigo Posicional Paroxístico Benigno (VPPB), la enfermedad de Ménière, las infecciones del oído interno o laberintitis, los vértigos postraumáticos que pueden conllevar una fístula en el laberinto, algunas sustancias ototóxicas, patologías de tipo vascular que afectan al órgano del equilibrio y tumores del oído interno y del nervio auditivo-vestibular. 

Es poco frecuente que los mareos indiquen una enfermedad grave, pero consulta con el médico de inmediato si tienes mareos o vértigo junto con alguno de estos síntomas:

  • Un dolor de cabeza nuevo, diferente o muy fuerte
  • Fiebre
  • Visión doble o pérdida de la visión
  • Pérdida de la audición
  • Problemas para hablar
  • Debilidad en las piernas o los brazos
  • Pérdida del conocimiento
  • Caídas o dificultad para caminar
  • Entumecimiento u hormigueo


Los signos y síntomas enumerados anteriormente pueden indicar un problema más grave.

* Más sobre el Vértigo